miércoles, 11 de marzo de 2009

Historias


Soy una gran escuchadora de historias. Gente que no conozco me cuenta. Mis amigos me confían secretos antes nunca revelados. Todas esas historias van a parar a algún lado de mi memoria y las saco a la superficie cuando vuelvo a escuchar otra que tiene puntos en común con aquellas.

Existen tantas como gente en este mundo. Temas de los mas variados. Pero hay una que se repite incansablemente sin distinción de edad del protagonista, sexo ni posición socio económica. “ La búsqueda de una persona que nos haga feliz” . Todos decimos ser sencillos, no pedir mucho en el otro, aguantar las diferencias, pero sin embargo la gran mayoría seguimos en esa búsqueda (incluso muchos que ya tienen pareja) sumando experiencia y desilusiones.

Hace unas tardes, en la oficina, capuchino de por medio, nos pusimos a charlar sobre este tema , como tantas veces. Extractando algunas frases de esa charla podemos decir que:

- Ya entendimos que hombres y mujeres somos estructural y visceralmente diferentes, no esperamos entenderlos ni que nos entiendan a nosotras.
- Los hombres piden a gritos una mujer “ que no les rompa los huevos” , pero cuando la consiguen no saben que hacer con ella es como que les falta algo.
- Las mujeres pedimos con la misma intensidad un hombre que muera de amor por nosotras, pero cuando lo conseguimos nos resulta un pesado, un denso, y le damos salida.
- Los hombres no quieren que una les deje el cepillo de dientes en su casa (como símbolo), pero cuando conocen a una mujer que no lo tiene ni en su fantasía nos dicen que no sabemos proyectar y por eso estamos solas.
- Las mujeres queremos que nos traten bien, pero cuando un hombre no se nos hace un poquito el malo no nos seduce
- Los hombres quieren una mujer independiente, pero cuando encuentran a alguien que vive sola, tiene un buen trabajo, un auto, y no necesita de su plata para vivir se sienten poco hombres.

Esta complicado el tema. Es un laberinto sin salida. Mucha gente sola. Mucha gente infeliz en pareja. Mucho desencuentro.

Antes escuchaba historias que terminaban por celos, por infidelidades, por maltrato, etc.
Ahora escucho historias que terminan por que sí. Porque no estamos preparados para esta relación. Porque sos demasiado para mí. Porque haces todo bien pero no puedo retribuírtelo.

Que es lo que cambió??

12 comentarios:

Carlos dijo...

Creo que lo que cambió es que se nos metió el zapping en la cabeza. El abanico de oportunidades creció tanto (y sigue creciendo)que tanto hombres como mujeres somos consumistas a la hora de amar. El amor ahora es un consumo mas. Ya casi no quedan casados, las separaciones crecieron en forma exponencial, hay millones de solos dando vueltas y a la hora de formar una pareja tano el como ella saben que hay otro/a esperando en el banco de suplentes. Entonces cuando surgen los defectos las relaciones se terminan porque son reemplazables.
Ademas muchas mujeres han aprendido (como el hombre) a tener sexo sin amor, por diversión, eso sumado a que el sentido moral la fidelidad esta en franca devaluación ha complicado más las cosas. Sabemos que el amor tiene fecha de vencimiento y cuando estamos con alguien es como que le estamos buscando la etiqueta a ver cuando vence, como hacemos con un yogurth. Uno tendría que enamorarse al revez, primero de los defectos y luego de las virtudes. No sera esa la formula?

Générique dijo...

Mucha razón tiene Carlos en lo que expresa arriba. Se nos ha olvidado que no somos víctimas del amor, sino que amar es algo conciente y que requiere esfuerzo, esfuerzo que pocos están dispuestos a hacer.

Las relaciones y las perejas se han vuelto deshechables y el sexo no solo lo tenemos por deporte, ahora lo tenemos porque se puede y porque he de tener cuanto quiera y si tengo mucho de lo mismo ¡me aburro! ¡Y "tengo que cambiar"!

A pesar de que, y cito, "Todos decimos ser sencillos, no pedir mucho en el otro, aguantar las diferencias", la verdad es que nos conformamos con poco (que es diferente a no pedir mucho), porque no estamos dispuestos a esforzarnos, a luchar por lo que realmente queremos y tampoco estamos dispuestos a dar mucho, al fin ¡sexo encuentro en cualquier parte!

Parece que esa es la realidad, nos gusta todo prefabricado y deshechable ¡nos gustan los productos light! Nada que requiera mucho esfuerzo, algo que pueda reemplazar.

Y cuando uno abre los ojos es para darse cuenta que no es suficiente, que si no abren los ojos los dos ¡de nada sirve!



¡Sonríe!

Anónimo dijo...

...Qué es lo que cambió?... a mi modo de ver... que la NO palabra, la NO consideración al otro, la NO dedicación, el NO compromiso, el toco y me voy, el todo lo que hago es un misterio, el NO involucrarse, la mentira, el NO valorar, y ++++... es moneda corriente... y la verdad? es una pena, porque hay muchisimas personas que tienen ganas de enamorarse y pasarla bien, de vivir momentos placenteros, y de tener proyectos... pero lo que no hay es encuentro entre esas personas...Una vez me dijeron...Clau, el mercado del usado está complicado... y con tan sólo 21 años, ahhhh bueno, entonces... qué tenemos que decir nosotros???? un abrazo a los que visitan el blog. YO Claudia (original)

Hetitor dijo...

No sè si algo cambiò. Yo creo que serìa que nadie verdaderamente dice lo que quiere o sabe lo que quiere. Muchos repiten los requisitos acostumbrados pero no sè si los quieren en realidad.-

rastelman dijo...

creo que ahora esos tres grandes fantasmas(celos, infidelidad, maltrato)siguen muy presentes pero ya no son los únicos, ahora nos animamos a separarnos y a distanciarnos por otros motivos tambien valederos, espacios, valores, códigos, confianza, "piel", intereses, necesidades o como queramos llamarlos

Insomnia dijo...

requiere coraje quedarse.
y nos volvimos cada vez mas cobardes.

me da igual como las llamemos, para mi son excusas.
Nos volvimos cada vez mas habiles en justificar nuestra retirada..

no me gusta el mundo asi y creo que solo podemos cambiar de a dos
el dia que realmente nos demos cuenta de lo que dejamos ir por cobardes

VJ dijo...

Creo que hay mucha gente que no sabe que entiende por felicidad, que creen que llega en algun momento como por arte de magia, y creo que no es asi. Para ser feliz no solo hay que encontrar la "pareja", sino que hay que encontrarse a si mismo, saber lo que uno quiere en la vida, buscar eso, apostar a algo y no estar todos los dias preguntandose si esta bien o no porque asi no se avanza, seguir adelante y cada tanto replantearse si la vida que uno hace esta en el camino de lo que uno entiende por felicidad.
Un beso,
Me encanta que escriban.

ADN dijo...

la última frase es muy cierta. Hay relaciones que se termian sin saber porqué. Y encima queda esa sensación de lo inconcluso...que es bastante fea. También hay mucha excusa y poca frontalidad, y poco respeto y poco compromiso.
Me gustó el comentario de Carlos, coincido.

El sereno de los faros dijo...

Dos en una,

Estimadas, creo que cambió la forma de decirlo. En el fondo se acaba el amor, un ciclo, es por maltrato hacia uno o hacia el otro, y a veces es porque no completa la relación como se esperaba que sucediera.

la otra es que elegí tu blog entre los recomendables para la visita.

Espero seguir volviendo.

Beso,

Anónimo dijo...

Coincido con lo que han dicho en general.
Creo que el hombre es cada vez más cobarde, menos frontal, prefiere evadir (cuando digo hombre me refiero al ser humano en gral, pero sobre todo al de sexo masculino). Muchas veces es cierto que uno se enamora más que el otro, entonces el otro (vaya uno a saber por qué) no quiere seguir, pero muchas otras es una excusa el "hacés todo bien pero no puedo retribuírtelo" para no decir las cosas como realmente son. También muchos renuncian simplemente por cobardes, porque no se sienten preparados para encarar una relación con todo lo que implica (o eso dicen, o eso creen porque ni siquiera se juegan a intentarlo), por miedo al compromiso, por miedo a lo que vendrá, por miedo a sentir... Una pena.
Quizás lo valoren después de muchísimo tiempo, cuando se empiecen a sentir realmente solos y se den cuenta de lo que tuvieron y dejaron ir, como dijeron ustedes, "porque sí".
Besos!
Luli

El inconsistente dijo...

En mi opinión, la clave pasa por el balance.

1) Los hombres piden a gritos una mujer “que no les rompa los huevos” , pero cuando la consiguen no saben que hacer con ella es como que les falta algo.

Balance: Quizás haga falta que nos rompan un poco los huevos. Ni mucho ni nada, un poco...

2) Las mujeres pedimos con la misma intensidad un hombre que muera de amor por nosotras, pero cuando lo conseguimos nos resulta un pesado, un denso, y le damos salida.

Balance: El hombre tiene que saber combinar el amor y los mimos con un poco de maltrato periódico. Eso espabila a la mujer y la hace sentirse un poco menos segura de las cosas...

3) Los hombres no quieren que una les deje el cepillo de dientes en su casa (como símbolo), pero cuando conocen a una mujer que no lo tiene ni en su fantasía nos dicen que no sabemos proyectar y por eso estamos solas.

Balance: Ningún hombre quiere que una mujer le deje el cepillo, a no ser que él se lo haya pedido...

4) Las mujeres queremos que nos traten bien, pero cuando un hombre no se nos hace un poquito el malo no nos seduce

Balance: Ver punto 2

- Los hombres quieren una mujer independiente, pero cuando encuentran a alguien que vive sola, tiene un buen trabajo, un auto, y no necesita de su plata para vivir se sienten poco hombres.

Balance: Quién te dijo que esta tontería? No hay nada mejor que una mina que tiene su dinero y no haya que pagarle la salida. Que cada uno garpe su parte, o que paguen una vez cada uno

Saludos

Anónimo dijo...

Ningún viento es favorable si uno no sabe a dónde va. Todos los posteos son parecidos. Mujeres que necesitan una pareja para mostrar a las amigas o a los padres. O para mostrarle al ex que ellas pueden formar una pareja prolija. O para mostrarle a los hijos que si el padre ahora puede tener una pareja, la mamá también puede. No es correcto decir "las mujeres..." o bien "los hombres..." Las mujeres no piensan igual entre sí y los hombres tampoco. Hay quienes piensan de un modo y quienes piensan de otro modo. Hay hombres a los que le gustan las mujeres independientes y otros a los que no. Y así para todos los temas. Hay mucha desesperación por el matrimonio en los posteos.