martes, 2 de septiembre de 2008

Un día de domingo


Estoy en casa , sola. Me siento rara. No de muy buen humor. Agarro mi celular y llamo a 3 amigos míos. Uno tras otro. Todos están igual. Voy a la heladera una y otra vez, repitiendo el mismo esquema: abro, con la mano en la puerta meto la cabeza adentro, recorro con la vista cada uno de los estantes y la cierro. No busco nada en particular. Prendo la tv , hago zapping por los 65 canales , no estoy mas de 5 segundos en cada uno, cuando me doy cuenta que volví a empezar dejo el control remoto en la cama y me voy de mi habitación sin apagarla. Pongo un cd en el living. Suena Calamaro . Música de fondo. No le presto atención. Vuelvo a la heladera. Prendo la notebook. Prendo el MSN y me quedo mirando la pantalla sin escribir ni una letra. Chequeo mails (uno de Victoria Secret promocionando las liquidaciones, 2 spam, y una cadena de esas insoportables enviada por una ex -compañera de trabajo que no veo hace mas de 15 años). Bajo la tapa con fuerza y la cierro. Como una galletita dulce que quedo sobre la mesada. Me hago un capuchino.

Tengo una sensación rara que no llego a entender. Estoy molesta. Buceo en los sentimientos ya conocidos y experimentados por mí pero ninguno representa mi estado. Sigo pensando y tratando de etiquetarlo.
Los domingos a la tarde son complicados para mí. Esto lo descubrí hace poco. Antes no me agarraba esa desolación, pero escuchaba que a mucha gente le pasaba.
Yo estuve siempre en pareja y me preocupaban otras cosas, no los atardeceres de los fines de semana. El hecho de estar sola tendrá algo que ver?
Cada semana trato de mentalizarme para que no me suceda, pero es inevitable, se va el sol, y comienzo a sentirme así. Como si el sol se llevara mi entusiasmo y me dejara restos de angustia.

Por que los domingos? Por que al atardecer?. Con que tendrá que ver?
No encuentro respuestas.

Qué les produce a ustedes el atardecer de los domingos?

23 comentarios:

Generique dijo...

Difícil decir con exactitud con que tiene que ver en tu caso, pero como todos (o casi todos) sufrimos de lo mismo o hemos pasado por ello en un momento u otro puedo aventurarme a dar algunas respuestas.

¿Por qué los domingos? Porque es el fin de la semana, es el momento en que el descanso terminó y pronto, el Lunes, volveremos a la vida activa, a la rutina.

¿Por qué al atardecer? Igual que arriba, porque es el fin del día y no hay ya nada más que hacer. Porque la mañana de Domingo uno puede estar demasiado aturdido después de una noche de Sábado o demasiado ocupado para reflexionar y/o notar que es lo que uno realmente siente.

Porque el Domingo por la tarde es cuando uno se dá cuenta que un ciclo más ha terminado, se ha cerrado. No queda más que asegurarse que todo está en órden antes de ir a la cama para iniciar, al despertar, un nuevo ciclo, para regresar a la rutina.

¿Con qué tendrá que ver? Es definitivamente más difícil [tratar de] explicar las razones por las que sucede que explicar porque sucede cuando lo hace.

Tiene que ver principlamente, probablemente, con dos razones, razones que se encuentran ligadas entre sí.

Se debe a una falta de motivación y a un sentido de incompletitud.

Explico. Estamos a punto de regresar a la rutina y no es más que eso, rutina. La idea no nos entusiasma y en general nos hace falta motivación.

Y sentimos que algo nos falta (a parte de motivación, claro), nos falta sentido y dirección o nos falta compañía. Nos falta un propósito que nos haga sentir realmente útiles y si bien no necesariamente realizados que nos estamos realizando, que estamos llegando a algún lugar y que somos útiles y que de alguna forma empezamos a trascender.

Y mientras, sentimos que vamos a la deriva, que morimos lentamente sin propósito o dirección; aún cuando puede que no sea totalmente cierto aún cuando nuestra vida tenga sentido y dirección esa falta de motivación y ese elemento que nos hace falta, aunados al hecho que la semana termina y el día se extingue, desencadenan esa sensación de falta total de dirección y propósito.

Porque esa sensación de que regresamos a la rutina, a una rutina sin sentido y el hecho de que regresamos sin entusiasmo alguno causa ansiedad, que es lo que describes.

Y claro, tu ansiedad pudiera ser también paranoia 100% tradicional.

O pudiera ser cualquier otra cosa. Así me pasa a mi, cuando me pasa y pudieras sentirte identificada o no.

Por lo pronto espero que tus atardeceres tengan más mágia y color y menos ansiedad, especialmente los Domingos.



¡Sonrie!

bachi.tux dijo...

Quizás yo pierdo la tarde del domingo preparando casi todo para comenzar la semana, el día lunes.

Aunque, si lo vemos como un poema, te puedo decir que:

"No llores porque el sol se oculte, si no tus lágrimas no te dejarán ver las estrellas de la noche".

Abrazo

Border dijo...

Esta demostrado que los dias con mas alta tasa de suicidios son los domingos a la tarde y los lunes a la mañana.
Eso se debe a como bien decia generique mas arriba, a la rutina que uno trae siempre.
Es mas yo los domingo trato de hacer planes diferentes cada vez para que ellos no se tomen tampoco como rutina.

Besote grande y arriba el animo.

Yle dijo...

yo tmb me deprimo los domingos, asi q opte por una genialidad, los domingos limpio. lavo ropa. baño a mi gato. asi me mantengo ocupada. suena patetico pero no lo es, distrae la mente.

Mariana dijo...

Es porque no encontras nada especifico para hacer, se me hace q es eso. Q si tuvieras por ejemplo ese día algo programado como salidas con amigas ni cuenta te daria.
Y....la soledad hace estrago. Yo te aconsejaria q busque algo lindo para hacer asi no te sucede....va! digo....
Besos

Hetitor dijo...

Hay un mito muy citado que dice que los domingos al crepùsculo se registran la mayor cantidad de suicidios. Es posible. La soledad, potencia un poco ese sentimiento de " que momento de mierda " que significa un domingo desde las 18hs m/m. A mi juicio, pasa mucho por el hecho de que los Lunes, comienza la semana laboral, y son de terror, especialmente a la mañana. Y ese presentimiento nos agobia. Una soluciòn serìa comenzar la semana los Martes. Ahora si el clima de depresiòn nos atacara los lunes a las 18hs, ya serìa otro tema.

Sr. D dijo...

La razón es que junto con el atardecer aparecen los "monstruos del domingo a la noche", son unos seres extraños que roban la voluntad de los hombres. Hay pocas maneras de evitarlos, algunos dicen que los aromas de ciertas comidas los espantan (el olor a estofado, el del asado) pero no esta comprobado.

Conta Dora dijo...

Los domingos a la tarde me traen la nostalgia de mi ex besándome en el sillón del living de casa... y los lunes mi vieja diciendo: ¿Porqué el sillón está movido? ¿que hiciste que los cuadros están torcidos? Nena...¿Está flojo el sillón... qué hiciste!!!!?????

Saludos Cordiales... mientras miro el sillón y extraño...

El inconsistente dijo...

A mi me pasa exactamente lo mismo, aunque esa sensación de molestia generalmente se convierte en angustia.

Por eso trato de buscar actividades, "antidomingos" como yo los llamo.

Por eso, el domingo pasado me fui a Parque de la Costa con unos amigos. Creo que la descarga de adrenalina de las montañas rusas aplacó un poco la desazón.

Aunque sé que es como tomar una aspirina para un dolor de muela: El efecto dura poco, y cuando vuelve el dolor, suele ser peor.

Me siento identificado con lo que escribis

Besos

Lunatica dijo...

Me produce tranquilidad y paz para poder comenzar otra vez la semana, aunque siempre los domingos son un bajon porque no s e que hacer con la rutina d elos domingos, nada, nada, nada....jajaja besos.

LITO dijo...

Me siento muy identificado con lo que escribiste.
La verdad que no se cuales son los motivos de esta depresión de domingos a la tarde, pero seguramente el tema de estar solo hace mucho para que esto pase.
Como dijeron varios lo mejor es buscar algo para hacer, aunque el tema del "escape" tampoco es bueno.
A veces, (solo a veces), recibo de buena gana esta depresión y la utilizo para pensar y tratar de darle una dirección a mis proyectos. O trato, en esos momentos, de generar proyectos.
En fin, a cada uno nos pega distinto el bajón semanal, y tenemos, (o no), distintas soluciones para afrontarlo.

Besos a las cuatro
Lito

Karenvon dijo...

El clásico de los fomingos...suele pasar que cuando uno está en pareja el domingo es un día más, y mejor aún un día riquísimo de descanso, apapacho, regaloneo, almuerzo en la cama, etc... pero y cuándo estamos solos??? y sabemos que los demás están ocupados o con sus parejas, o sus hijos, o sus familias, qué pasa entonces con nosotros que estamos solos y aburridos...

Y si uno sale a la calle andan todos acompañados y divertidos y te da más la tontera y ya lo único que quieres es que termine el FOMINGO

Saludos!

Silvina dijo...

Si no hay pareja...se pueden visitar amigos...para q estan?
Quedarse encerrada un domingo y mas si no buscás alternativas para distraer la mente, el domingo incluso cualquier día se va a tornar denso y patético...
Hay q ser fuerte y salir a molestar a la gente q te quiere!
Saludos chichiñas!

Silvina:)

Salitou dijo...

Empiezo disfrutándolos. Son los días exclusivos para mi, y la soledad hizo que me haga muy buena amiga mía y me soporte todo el tiempo, hasta me haga el aguante. Después me agarra esa desesperación de tener tan poco tiempo para mi y tener toda la semana por delante antes de poder regalarme otro ratito. A veces me dan ganas de no hablar conmigo, de que alguien me conteste, alguien de carne y hueso, extraño un poquito eso, pero sigo disfrutando de mis ratos. Domingos a la tarde, a la noche es otra cosa, de noche es como lo contás en el post.

Anónimo dijo...

hay q matar el domingo pa q no nos mate a nosotros!! y seee, apoyo la moción de hacer desaparecer del calendario los lunes, o decretarlo no laboral.. no puede existir, menos a la mañana!

Melo

Anónimo dijo...

Me siento muy identificada, me pasa lo mismo, me deprimen los domingos, me aburro, y si me quedo sola, siento que no hay nada para hacer. No sé si es porque se termina el finde y vuelve a empezar la semana y la rutina, o si simplemente es un día particular que genera eso.
Muchas veces pienso que son días ideales para estar con una pareja paseando, o tirados en la cama viendo pelis y mimándose, y lo deseo muchísimo.
Pero también se pueden pasar con amigos, como justamente pasé el último domingo toda la tarde en Puerto Madero. Si se puede encontrar un buen programa, seguro que el ánimo cambia.

Besos
Luli

Anónimo dijo...

es que tanto los domingos y los atardeceres son simbolos de 'finales'...

y los finales son tristes si uno sabe que nada va a cambiar, que el dia siguiente no sera un nuevo comienzo, sino la misma cuenta regresiva de siempre hacia el mismo final.

como estoy hoy!!!

Insomnia

Salitou dijo...

Creo que el problema de los domingos se solucionaría con algo como lo de la foto... rayos, quién dijo eso?

Anónimo dijo...

...Los domingos... me deprimían mucho cuando mis hijos eran chiquitos y se iban de paseo con su papá...me sentía huérfana de hijos...El tiempo pasa y fui aprendiendo que los domingos me sirven para hacer lo que me dá en ganas, y sin escuchar 2.500.000 veces maaaaaaaaaaaaaa! donde está tal cosa?...maaaaaaaaaaaa! ahora me toca a mi la compu....maaaaaaaaaa! me alcanzás la toalla???? y ma y ma y ma... Particularmente los domingos es mi DÍA, salgo si se dá, hago las cosas en casa con más tiempo, tomo mate con alguna amiga, paseo, ó leo el libro de turno, tirada en el sillón y acompañada de música en el atardecer del domingo...(como para ubicarlas en espacio y tiempo )y cuando tengo ganas de llorar porque es domingo y no tengo ánimo... por supuesto LLORO! cuac...Besos! :) YO Claudia (original)

Anónimo dijo...

hay q coger y a la mierda

Fulano dijo...

Hola Chichis, por eso Dios creo "Futbol de Primera", el cl�sico del Domingo, la copa UEFA, los goles del Calcio...sino me estar�a haciendo la misma pregunta que ustedes. Para que mierda existen los Domingos?

Aparte, comparto el �ltimo comentario. Cuando no hay futbol hay que coger y a la mierda!!. Y si es mujer mejor (robado de la Bersuit)

Fulano.

nosotras dijo...

Gracias a todos por los comments... pero nos hubieran dejado los celulares asi el proximo domingo los llamamos...jajaja

Saludos!!!

ofel dijo...

yo tengo esposo, estoy feliz con el perolos domingos son para mi el peor dia de la semana, es como si el mundo se parara, lo unico que deseo es que llegue el lunes para comenzar a vivir el ritmo cotidiano y ese dia empiezo re bien mi semana. besos y gracias por lo que editan